Posteado por: flacosta34 | mayo 21, 2009

LA “CAZA DE BRUJAS” EN HOLLYWOOD

Y es que hubo un tiempo en el que en los Estados Unidos de América les díó por perseguir a todo aquel que pareciera ser comunista (al igual que en la antigua URSS se perseguía al supuesto amigo del capital). Así que sobre esto trata la investigación siguiente. ¿Que fue de la caza de brujas en la meca del cine? ¿quién puso en marcha la caza de brujas? ¿qué famosos del cine fueron investigados? ¿Cuáles fueron los resultados de esas investigaciones?. Fecha tope de entrega: 1 de junio de 2009

ACTORES Y ACTRICES FAMOSOS CONTRARIOS A LA CAZA DE BRUJAS

ACTORES Y ACTRICES FAMOSOS CONTRARIOS A LA CAZA DE BRUJAS

¿POR CIERTO? ¿QUIÉN SABE QUIÉNES APARECEN EN LA FOTO?

Anuncios

Responses

  1. Durante el período conocido como «caza de brujas», protagonizado por el senador católico McCarthy con el objetivo de perseguir la incursión comunista en Estados Unidos, la gran nación democrática bordeo la tentación fascista, al pasar por un período inquisitorial durante el cual muchos ciudadanos inocentes sufrieron persecución por simples sospechas.

    Uno de los blancos de la inquisición política fue el mundo del cine, entre otras razones porque la audiencia a directores y actores famosos proporcionó a los miembros del Comité una extraordinaria publicidad. Convocados a declarar 41 sospechosos, 19 de ellos se negaron a comparecer, juzgando la actuación indagatoria contraria a la Constitución, entre otros el escritor Alvah Bessie, el guionista Dalton Trumbo, el director Edward Dmytryk. En apoyo de los que fueron motejados de «testigos inamistosos» se movilizó el denominado Comité de la Primera Enmienda, que integró a cerca de 500 profesionales del cine. En esa circunstancia defendieron la libertad figuras famosas, como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, John Huston. Entre los que colaboraron con el Comité y denunciaron a otros cineastas, pronunciando además discursos patrióticos de tono anticomunista, comparecieron Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor.En la lucha entre el Comité de Actividades Antiamericanas y el Comité de la Primera Enmienda, la posición de la industria del cine, con la negativa de trabajo a los sospechosos, decantó la balanza produciendo deserciones en las filas de los defensores de la libertad; fue el caso de Humphrey Bogart, que se dio de baja de su Comité, y el del director Dmytryk, quien tras se condenado a seis meses de cárcel decidió, ya en prisión, confesar su militancia comunista y su arrepentimiento, proporcionando una lista de 26 correligionarios de partido. Con esta claudicación pública salió en libertad y encontró trabajo inmediatamente.

    Entre las víctimas de la histeria anticomunista hay que recordar a Charles Chaplin. Su confesión de que nunca había sido comunista ni había pertenecido a ningún partido no impidió que supiera que sería llamado a declarar

    Aqui pongo el interrogatorio que he conseguido encontrar:

    (…) Una semana después recibí una llamada telefónica del Departamento de Inmigración para decirme que desearían formularme algunas preguntas. ¿Podían venir a mi casa?

    —Desde luego —contesté.
    Vinieron tres hombres y una mujer; la mujer traía una máquina estenográfica. Los otros llevaban unas cajitas cuadradas que contenían, indudablemente, magnetófonos. El principal interrogador era un individuo alto y delgado, de unos cuarenta años, apuesto y astuto. Me di cuenta de que eran cuatro contra uno, y que debí haber hecho que estuviera presente mi abogado, aunque no tenía nada que ocultar.Los conduje a la veranda y la mujer llevó su máquina estenográfica y la colocó sobre una mesita. Los otros se sentaron en un diván, con los magnetófonos delante. El interrogador sacó un dosier de unos treinta centímetros de alto, que depositó cuidadosamente en la mesa que tenía junto a él. Me senté enfrente. Luego empezó a hojear su dosier, hoja por hoja.

    —Es Charles Chaplin su verdadero nombre?

    —Sí.

    Algunas personas dicen que su nombres es… (aquí mencionó un nombre de evidente sonido extranjero) y que usted es originario de Galitzia.

    —No. Mi nombre es Charles Chaplin, como mi padre, y nací en Londres, Inglaterra.

    —Dice usted que no ha sido nunca comunista?

    —Nunca. No he formado parte jamás de una organización política en mi vida.

    —Usted pronunció un discurso en el que dijo «camaradas». ¿Qué quería usted dar a entender con eso?

    —Exactamente eso. Busqué la palabra en el diccionario. Los comunistas no tienen la exclusiva de esa palabra.

    Continuó con preguntas por el estilo; luego, de repente inquirió:

    —>Ha cometido usted alguna vez adulterio?

    —Oígame —le contesté—, si está buscando una argucia para echarme del país, dígamelo y arreglaré mis asuntos de acuerdo con ello, porque no deseo permanecer en ninguna parte donde se me considere persona non grata.

    —Oh, no! —me dijo—; es una pregunta que se hace al tramitar todos los permisos para una nueva entrada.

    —Cuál es la definición de «adulterio»? —pregunté.

    Los dos buscamos en el diccionario.

    -Significa “fornicaciòn con la esposa de otro hombre” – me dijo

    Reflexionè un momento

    No, que yo sepa -le dije

    -Si este paìs fuese invadido , lucharìa por defenderlo?

    -Con toda seguridad, quiero a esta Naciòn, aquì tengo mi hogar y aqui he vivido durante 40 años -contestè

    -Pero Ud. no se ha hecho ciudadano americano.

    -No hay ninguna ley en contra de eso. Sin embargo pago aqui mis impuestos.

    -Pero por que sigue las consignas del parido?

    – Si Ud. me dice lo que son las consignas del partido y de que partido podrè contestarle si las sigo o no.

    Antonio N Martin

  2. Hola Fernando! Soy Carmencita Ortiz , aqui dejo mis respuestas:

    Uno de los más tristes episodios producidos en el siglo XX contra la libertad ideológica en EE.UU. fue la conocida como “caza de brujas” en el mundo del cine. Sus años más duros fueron los transcurridos entre 1947 y 1956, pero sin embargo, sus semillas comenzaron a plantarse en el periodo de la Gran Depresión, a principios de los años 30.
    En 1940 se fundó la Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals, una asociación de gentes del cine con ideas ultraderechistas que buscaban luchar contra todo lo que consideraban antiamericano. Actores como Gary Cooper o Robert Taylor, y directores como John Ford, eran personajes señalados del movimiento.
    Algunos de ellos se aliaron en una reunión secreta hecha en la casa de Edward G. Robinson, y formaron los “los 19 testigos inamistosos“, conocidos así por negarse a declarar. Otros crearon el Comité de la Primera Enmienda, con le que se dedicaron a condenar públicamente las presiones políticas sufridas.
    Como ocurre en estos casos, en el curso de los juicios muchos directores, guionistas y actores acabaron denunciando a sus propios compañeros por motivos, muchos de ellos, sorprendentes. Jack Warner fue uno de los primeros en denunciar, haciéndolo contra los hermanos Epstein, ganadores de un Oscar por Casablanca, simplemente porque (según adujo) en sus películas los ricos siempre hacían de malos y eso era ir contra el capitalismo. Gary Cooper, Ronald Reagan o Mayer (el de la Metro) fueron otros de los acusadores.
    Aún muchos años después los rastros de aquella caza de brujas siguen permaneciendo presentes en la Meca del Cine como bien pudo verse en la entrega de los Oscars de 1998, cuando le dieron uno honorífico por toda su carrera a Elia Kazán. Este director había denunciado a 57 compañeros en aquellos años, y cuando en 1998 le entregaron la preciada estatuilla, medio salón de actos permaneció sentado en su asiento sin hablar ni aplaudirle.

    Saluuudeetteees! 🙂

  3. El macarthismo (mccarthismo, maccarthismo o macartismo) es un episodio de la historia de Estados Unidos que se desarrolló entre 1950 y 1956 durante el cual el senador Joseph McCarthy desencadenó un extendido proceso de delaciones, denuncias, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. Los sectores que se opusieron a los métodos irregulares e indiscriminados de McCarthy denunciaron el proceso como una “caza de brujas” y llevó al destacado dramaturgo Arthur Miller a escribir su famosa obra Las brujas de Salem (1953).

    Por extensión, el término se aplica a veces de forma genérica para aquellas situaciones donde se acusa a un gobierno de perseguir a los oponentes políticos o no respetar los derechos civiles en nombre de la seguridad nacional.

    Escritores (Bertolt Brecht, que escapó a Europa tras declarar su inocencia) y gente perteneciente al mundo del cine fueron algunos de los más afectados por este fenómeno, que creó las llamadas listas negras, o de escritores y guionistas para los cuales existía una ley no escrita que les impedía publicar nada en cualquier medio de comunicación, so pena de que dicho medio fuera acusado de trabajar a sueldo de los comunistas. Hubo, sin embargo, una cierta resistencia, que se plasmó en la actividad de numerosas personas, incluyendo relevantes personajes del cine (Lauren Bacall, Humphrey Bogart), o periodistas como Edward R. Murrow (cuya historia es descrita en la película Buenas noches y buena suerte), que afirmaban que en lo que en teoría era una actividad para proteger al estado no era sino una sistemática destrucción de los derechos civiles. Entre las protestas, la más significativa fue la de los llamados Diez de Hollywood, los cuales se negaron a declarar sobre sus afiliaciones políticas, siendo citados por el congreso, instalados automáticamente en la lista negra y condenados a penas de cárcel por “desacato al Congreso”

    Los Diez de Hollywood

    Alvah Bessie, guionista.
    Herbert Biberman, guionista, director.
    Lester Cole, guionista.
    Edward Dmytryk, director y guionista.
    Ring Lardner, Jr, periodista, guionista.
    John Howard Lawson, autor.
    Albert Maltz, autor, guionista.
    Samuel Ornitz, guionista.
    Adrian Scott, guionista, productor.
    Dalton Trumbo, guionista, novelista.

    PD: en la foto aparecen la organizacion de “House of Un-American Activities Committee”

  4. ¿Que fue de la caza de brujas en la meca del cine?

    Uno de los más tristes episodios producidos en el siglo XX contra la libertad ideológica en EE.UU. fue la conocida como “caza de brujas” en el mundo del cine. Sus años más duros fueron los transcurridos entre 1947 y 1956, pero sin embargo, sus semillas comenzaron a plantarse en el periodo de la Gran Depresión, a principios de los años 30.

    ¿Quién puso en marcha la caza de brujas?

    El senador McCarthy

    ¿Qué famosos del cine fueron investigados?

    Gary Cooper, Robert Taylor, Humphrey Bogart, James Cagney, Dalton Trumbo, John Huston, Lewis Mileston, William Wyler, Gary Cooper, Ronald Reagan, Mayer, Fritz Lang, Charles Chaplin, John Huston entre otros.

    ¿Cuáles fueron los resultados de esas investigaciones?

    En 1940 se fundó la Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals, una asociación de gentes del cine con ideas ultraderechistas que buscaban luchar contra todo lo que consideraban antiamericano. Actores como Gary Cooper o Robert Taylor, y directores como John Ford, eran personajes señalados del movimiento.

    A nivel nacional, en 1938, se había creado la Comisión de Actividades Antiamericanas, que comenzaron a perseguir organizaciones y personas que violaban las leyes federales; sin embargo, la persecución se extremó y en apenas dos años ya se investigaba al Partido Comunista, se prohibía enseñar las ideas de Marx o Lenin y se comenzaron a llamar a algunos actores para que proclamaran su afiliación política e ideológica. Humphrey Bogart y James Cagney fueron dos de los primeros perseguidos.

    Tras la Segunda Guerra Mundial y con Truman como Presidente de los EE.UU., las persecuciones se radicalizaron. En 1948 la doctrina Truman era una auténtica declaración de intenciones. Bajo la idea del “patriotismo” y el “americanismo” la Comisión Dies, reunida en Hollywood, elaboró una primera lista de sospechosos y se empezó en serio a abrir expedientes. El 23 de septiembre de 1947 se mandaron las primeras citaciones: Dalton Trumbo, John Huston, Lewis Mileston o William Wyler eran algunos de los sospechosos.

    Algunos de ellos se aliaron en una reunión secreta hecha en la casa de Edward G. Robinson, y formaron los “los 19 testigos inamistosos“, conocidos así por negarse a declarar. Otros crearon el Comité de la Primera Enmienda, con le que se dedicaron a condenar públicamente las presiones políticas sufridas.

    Lo ocurrido a partir de ahí fue todo un circo mediático, con la prensa y la televisión pendientes de una persecución que mandaría a la cárcel a algunos miembros de la industria del cine sólo por tener ideas comunistas, y que acabó con la carrera de otros muchos que no volvieron a trabajar en el cine.

    Como ocurre en estos casos, en el curso de los juicios muchos directores, guionistas y actores acabaron denunciando a sus propios compañeros por motivos, muchos de ellos, sorprendentes. Jack Warner fue uno de los primeros en denunciar, haciéndolo contra los hermanos Epstein, ganadores de un Oscar por Casablanca, simplemente porque (según adujo) en sus películas los ricos siempre hacían de malos y eso era ir contra el capitalismo. Gary Cooper, Ronald Reagan o Mayer (el de la Metro) fueron otros de los acusadores.

    De los 19 testigos inamistosos, 10 fueron condenados, “los Hollywood ten“, y apresados. Pero otros como Fritz Lang, Charles Chaplin (el popular Charlot) o John Huston tuvieron que irse del país.

  5. Alvaro-LA CAZA DE BRUJAS
    ¿Que es?
    La caza de brujas era la busqueda de comunistas por el senador McCarthy inflitrados en Estados Unidos principalmente pertenecían al mundo del cine
    ¿Quien la puso en marcha?
    El senador católico McCarthy con objetivo de perseguir la incursión comunista en Estados Unidos.
    ¿Que famosos del cine fueron investigados?
    Fueron convocados a declarar 41 personas de las cuales 19 se negaron, juzgando la actuacíón indagatoria contraria a la constitución: el escritor Alvah Bessie, el guionista Dalton Trumbo, el director Edward Dmytryk. se denomino el comité de la Primera Enmienda, integró a cerca de 500 profesionales del cine. Defendieron la libertad figuras famosas, como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, Jhon Huston. Entre los que colaboraron en el comité y denunciaron a otros cineastas pronunciando discursos patrióticos anticomunistas: Gary Cooper, Ronald Reagan y Robert Taylor. Decanto la balanza produciendo deserciones en las filas de los defensores de la libertad: Humphrey Bogart, que se dió la baja de su comité y el director Dmytryk, que al ser condenado a seis meses de carcel, decidió confesar su militancia comunista y su arrepentimiento, proporcionando una lista de 26 correligionarios de partido, con esta publicación salió en libertad.
    ¿Cuales fueron los resultados de estas investigaciones?
    Muchos comunistas fueron encarcelados y algunos condenados a muerte en la silla electrica.
    Acabo con la vida con uno de los mejores artistas del cine Charles Chaplin.

    el nombre de la foto no los encuentro cuando los encuntre te escribo otro comentario

  6. La caza de brujas tuvo lugar en el transcurso de los años desde 1947 hasta 1956, aunque a principios de los años 30 ya había incitaciones.
    En 1940 se fundó la Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals, una asociación de gentes del cine con ideas ultraderechistas que buscaban luchar contra todo lo que consideraban antiamericano. Actores como Gary Cooper o Robert Taylor, y directores como John Ford, eran personajes señalados del movimiento.
    Tras la Segunda Guerra Mundial y con Truman como Presidente de los EE.UU., las persecuciones se radicalizaron. En 1948 la doctrina Truman era una auténtica declaración de intenciones. Bajo la idea del “patriotismo” y el “americanismo” la Comisión Dies, reunida en Hollywood, elaboró una primera lista de sospechosos y se empezó en serio a abrir expedientes. El 23 de septiembre de 1947 se mandaron las primeras citaciones: Dalton Trumbo, John Huston, Lewis Mileston o William Wyler eran algunos de los sospechosos.
    Algunos de ellos se aliaron en una reunión secreta hecha en la casa de Edward G. Robinson, y formaron los “los 19 testigos inamistosos“, conocidos así por negarse a declarar. Otros crearon el Comité de la Primera Enmienda, con le que se dedicaron a condenar públicamente las presiones políticas sufridas.

    Los de la foto son actores y actrices famosos delante del Capitolio opuestos a la caza de brujas. Aparecen Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk
    Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, John Huston, Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor….

    Celia (8)

  7. La caza de brujas fue una persecución sobre los actores, supuestamente comunistas, que tuvo lugar sobretodo en Hollywood.

    Ésta “caza” la puso en marcha el senador Joseph Raymond McCarthy con el objetivo de perseguir la incursión comunista en EE.UU.

    Algunos famosos que fueron investigados son:
    Humphrey Bogart
    Lauren Bacall.
    Gregory Peck.
    Katherine Hepburn.
    Kirk Douglas.
    Burt Lancaster.
    Gene Kelly.
    John Huston.
    Alvah Bessie.
    Dalton Trumbo.
    Edward Dmytryk.
    Charles Chaplin.

    Los resultados de las investigaciones fueron que entre los mismos actores se delataron mutuamente unos a otros.Entre los que colaboraron con el Comité y denunciaron a otros cineastas, pronunciando además dis­cursos patrióticos de tono anticomunista, comparecieron Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor.
    A muchos de los actores investigados les negaron trabajos en Hollywood.

    También he estado buscando quienes componen la foto, pero no he encontrado la respuesta, aunque creo que algunos pueden ser los citados anteriormente.

    Soy Oscar!

  8. La caza de brujas fue llevada a cabo por McCarthy con el objetivo de perseguir la incursión comunista en EEUU.
    En Hollywood fueron convocados a declaran 41 sospechosos, 19 de ellos se negaron a comparecer, juzgando la actuación indagatoria contraria a la Constitución, entre otros el escritor Alvah Bessie, el guionista Dalton Trumbo o el director Edward Dmytryk.
    En esa circunstancia defendieron la libertad figuras famosas, como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, John Huston. Entre los que colaboraron con el Comité y denunciaron a otros cineastas, pronunciando además dis­cursos patrióticos de tono anticomunista, comparecieron Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor.
    Entre las víctimas de la histeria anticomunista hay que recordar a Charles Chaplin. Su confesión de que nunca había sido comunista ni había pertenecido a ningún partido no impidió que supiera que sería llamado a declarar. Decidió no regresar a Estados Unidos y fijó su residencia en Suiza.

    CRIS.

  9. Uno de los blancos de la inquisición política fue el mundo del cine, entre otras razones porque la audiencia a directores y actores famosos proporcionó a los miembros del Comité una extraordinaria publicidad. Convocados a declarar 41 sospechosos, 19 de ellos se negaron a comparecer, juzgando la actuación indagatoria contraria a la Constitución, entre otros el escritor Alvah Bessie, el guionista Dalton Trumbo, el director Edward Dmytryk. En apoyo de los que fueron motejados de «testigos inamistosos» se movilizó el denominado Comité de la Primera Enmienda, que integró a cerca de 500 profesionales del cine. En esa circunstancia defendieron la libertad figuras famosas, como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, John Huston. Entre los que colaboraron con el Comité y denunciaron a otros cineastas, pronunciando además dis­cursos patrióticos de tono anticomunista, comparecieron Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor.En la lucha entre el Comité de Actividades Antiamericanas y el Comité de la Primera Enmienda, la posición de la industria del cine, con la negativa de trabajo a los sospechosos, decantó la balanza produciendo deserciones en las filas de los defensores de la libertad; fue el caso de Humphrey Bogart, que se dio de baja de su Comité, y el del director Dmytryk, quien tras se condenado a seis meses de cárcel decidió, ya en prisión, confesar su militancia comunista y su arrepentimiento, proporcionando una lista de 26 correligionarios de partido. Con esta claudicación pública salió en libertad y encontró trabajo inmediatamente.

  10. LA CAZA DE BRUJAS

    •En 1950, tras la 2ª guerra mundial, comienza la guerra fría entre los dos bloques: EEUU y la URRS.
    •El senador McCarthy se hizo famoso por perseguir a los agentes y simpatizantes del comunismo.
    •En 1938 hace el HUAC (House Committe on UN-American Activities). Su objetivo, perseguir cualquier clase de actividad antiamericana. “listas negras”
    •“ Los diez de Hollywood”:
    En septiembre de 1947 llaman a declarar a: Alvah Bessie, Ring Lardner Jr, Samuel Ornitz, Lester Cole, John Howard Lawson, Dalto Trumbo, Herbert Biberman, Edward Dmytryk y Adrian Scott.

    Los diez pidieron el derecho de no acusarse a si mismos y acabaron en prisión.
    En apoyo a estos prisioneros se creo el “Comité de la Primera Enmienda” que integró a 500 profesionales del cine.
    28 del comité viajaron a Washington en señal de protesta Humphrey Bogart y Lauren Bacall encabezando dicha expedición.
    Más famosos perseguidos:
    Eran sospechosos Charles Chaplin, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly y John Huston.

  11. Uno de los blancos de la inquisición política fue el mundo del cine, entre otras razones porque la audiencia a directores y actores famosos proporcionó a los miembros del Comité una extraordinaria publicidad. Convocados a declarar 41 sospechosos, 19 de ellos se negaron a comparecer, juzgando la actuación indagatoria contraria a la Constitución, entre otros el escritor Alvah Bessie, el guionista Dalton Trumbo, el director Edward Dmytryk. En apoyo de los que fueron motejados de «testigos inamistosos» se movilizó el denominado Comité de la Primera Enmienda, que integró a cerca de 500 profesionales del cine. En esa circunstancia defendieron la libertad figuras famosas, como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Gregory Peck, Katherine Hepburn, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly, John Huston. Entre los que colaboraron con el Comité y denunciaron a otros cineastas, pronunciando además dis­cursos patrióticos de tono anticomunista, comparecieron Gary Cooper, Ronald Reagan, Robert Taylor.En la lucha entre el Comité de Actividades Antiamericanas y el Comité de la Primera Enmienda, la posición de la industria del cine, con la negativa de trabajo a los sospechosos, decantó la balanza produciendo deserciones en las filas de los defensores de la libertad; fue el caso de Humphrey Bogart, que se dio de baja de su Comité, y el del director Dmytryk, quien tras se condenado a seis meses de cárcel decidió, ya en prisión, confesar su militancia comunista y su arrepentimiento, proporcionando una lista de 26 correligionarios de partido. Con esta claudicación pública salió en libertad y encontró trabajo inmediatamente.

    Pablo Del Pino

  12. mi criterio es q no sale nada lo que necesito

  13. […] durante las duras épocas en las que Hollywood resistió (malamente, por cierto) los embates de la “Cacería de Brujas” que, a la larga le hizo un daño irreparable a la industria, porque fue tal cual censura, lo que […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: