MEMORIA

En esta página iremos presentando vuestras aportaciones al trabajo de investigación sobre la II República y la Guerra Civil Española a través de los recuerdos de vuestros familiares y amigos. Fotos, entrevistas, carta, documentos, etc…..

___________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR ÁLVARO

“En el pueblo de las Albuñuelas se escapó un preso y un niño pastor le ayudó a escapar, entonces la guardia civil cogió al niño atándolo a la plaza del pueblo y dijo que el que le diera de comer o beber lo fusilaban.
Entonces mi bisabuela le daba mucha pena y se las ingenió para ir a media noche a darle pan y leche.”

Las Albuñuelas, en el Valle de Lecrín

Las Albuñuelas, en el Valle de Lecrín

___________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CARMEN ORTIZ

“…me ha contado mi abuelo es que habia tanta escasez de cosas que las vendían por ”estraperlo” o algo así que consistía en vender cosas fuera de las tiendas, es decir , en portales o sitios donde no te pudiesen pillar. Entonces al caso , que vendían jabón blanco que atentos.. se decía que estaba hecho de los cabáveres de los judios. ¡Era el jabón mas suave! “

 

Estraperlo tras la guerra

Estraperlo tras la guerra

____________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CRISTINA

(Información de unos amigos suyos) “Al empezar la guerra, mi abuela materna tenía cinco años. Vivía en Almería, en una casa enorme con vistas al mar. Cuando los franquistas desembarcaron en Cádiz y se pusieron en plan berserker con la población civil, todos los rojos, anarquistas, ateos y demás gentuza de la provincia de Málaga (palabras textuales de mi abuela), viendo lo que les esperaba si se quedaban allí, se marcharon en masa a Almería y se hicieron con el control de la ciudad. Arrestaron a todo el que pudiera representar una amenaza para ellos, como por ejemplo los que iban a misa, tenían coche o leían libros. Mi bisabuelo cumplía todos esos requisitos, así que se lo llevaron detenido a Valencia. Hicieron una pira con sus libros en plena calle; tardaron tres días y tres noches en quemarlos todos. Nunca se le pudo acusar formalmente de nada, así que se libró de la ejecución. Su familia le acompañó durante los tres años que estuvo allí. Al terminar la guerra intentaron volver a su casa y se encontraron con que era la nueva comandancia de marina. No les dejaron entrar, y les amenazaron con denunciarles por rojos si intentaban recurrir la expropiación. Todos los contactos que mi bisabuelo tenía en la ciudad en tiempos de la república estaban muertos por fachas o en la cárcel por rojos, así que desistió y se marchó a vivir a Madrid. Nunca más volvió a Almería.”

 

La casa, ahora restaurante

La casa, ahora restaurante

___________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR DAVID PERDOMO

“Mi abuela vivía en Linares y me contó que para esa época, ella tenía como 6 años, y recuerda que había mucha hambre y pobreza en la ciudad; su Madre (mi bisabuela), como tenía un restaurante, la gente por las tardes o por las noches tocaban a la puerta de su casa y del negocio para que les dieran comida sin que los pillaran. Ella les metía comida en una bolsa y se iban corriendo”

 David nos presenta una dirección muy interesante para el tema de

La Guerra Civil en Jaen 

________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CRISTINA

(Se la han enviado a través de un foro donde ella participa mientras sus abuelos llegan de vacaciones)

“-¿Cuántos años tenías al comenzar la guerra?

– Bueno, pues ahora tengo 84… Y empezó en el 36… ¿Cuántos?

– Unos 12, ¿no?

– Sí, 12 más o menos.

-¿Dónde estabas durante la guerra y qué recuerdas?

– Estábamos en Huesca. Huesca quedó cercada por los rojos y se temía que fuera ocupada por las bandas de lo que luego fue el Ejército Popular de la República. Huesca sufrió un fuerte asedio a su población por tener uno de sus límites con Cataluña. La carretera estaba cortada por una trinchera del bando nacional y al otro lado a un kilómetro estaba la zona roja que era de Lérida hacia delante.

La salida de Huesca fue toda una aventura, en ella se quedaron mi padre y mi madre y a mí acompañado por una hermana de mi madre nos mandaron a Zaragoza. En el autobús que tenía que pasar por una zona ocupada por milicianos rojos, en previsión de que ocurriera algo en el intento de salida, se montaron en un autobús que como toda protección tenía un soldado en el capó del autobús con un saco lleno de tierra y un fusil. Con mucho miedo llegaron a Zaragoza y oían el ruido de una ametralladora enemiga cuyas balas pasaban por encima del autobús. En Zaragoza nos esperaba la familia de su padre que eran su tío y su abuela y vivíamos en el llamado barrio de Venecia. Allí permanecimos hasta septiembre que es cuando su padre y su madre consiguieron un salvoconducto para llegar a Zaragoza.

Una vez en Zaragoza se alquiló un piso donde consiguieron vivir son sus padres en las cercanías del ayuntamiento de la capital en donde pudo incorporarse a éste su padre que era funcionario y que estaba con la excedencia. Antes de que consiguiera plaza, tenían que vivir de algo porque el dinero se terminaba y su madre alquiló en el paseo de la Independencia una casa a estrenar y en tres plantas montó un pequeño hotel que siempre estaba lleno de personas conocidas de su estancia en Huesca y que se marchaban a Zaragoza por seguridad y hasta encontrar vivienda se alojaban en el hotel porque estas personas habían abandonado el negocio, no tenían dinero y al ser conocidas por la familia estuvieron el tiempo que hiciese falta hasta que se librara Huesca y consiguieran dinero, pagando dentro de sus posibilidades y muchos de ellos sin pagar nada porque no podían. Estuvieron muchos curas que huían de la zona roja, porque allí les perseguían mucho, y bueno, no sabes la que se montó cuando se escapó el obispo de Huesca a Zaragoza.

– Y bueno cuéntame ¿Se pasó hambre?

– Sí, por supuesto. Y después de la guerra también, aunque durante la guerra probablemente se pasó más hambre en la zona de la República.

– ¿Y el racionamiento?

– El racionamiento no solo estuvo en España, también en toda Europa por la 2ª Guerra Mundial. Finalizada esta guerra se empezó a establecer la vida normal. Nosotros tuvimos suerte porque mi abuela tenía una panadería, así que no pasamos mucha hambre.

– ¿La posguerra qué tal se vivió?

– Yo tenía el ingreso hecho en el instituto de Huesca y al llegar a Zaragoza no había plaza en el instituto, llamado Goya, así que asistí a la clase de 2º de bachillerato en la condición de oyente. Aprobé el curso como alumno libre y seguí mis estudios hasta terminar el bachillerato y afortunadamente la guerra había terminado ya.

Ingresé en la universidad, y quería estudiar Historia, pero no había plaza. Me matriculé en la Escuela de Ingeniería Técnica en donde terminé la carrera, de 6 años, incluido el proyecto de reválida.

No había trabajo que me gustara en Zaragoza y tuve la oportunidad de conseguir un intercambio, que así se llamaba entonces el poder salir a Europa con pasaporte y plaza en la universidad, esto lo consiguió en la universidad técnica de Alemania, a los dos años de terminar la 2ª Guerra Mundial. Fui a Munich, que estaba casi toda en ruinas por los bombardeos que sufrió. La propia universidad nos alojó en casas particulares contratadas para los alumnos. La vida era muy difícil si no contabas con apoyos que afortunadamente tuvimos nosotros por el viceconsulado español en la localidad donde residían.

Terminé el curso con la titulación alemana de ingeniero. Regresé a España, ingresé en el ayuntamiento porque no encontraba otra cosa, ya que mi vocación ha sido siempre la docencia.

Al cabo del tiempo hice un examen para ingresar como profesor en un centro de formación profesional de enseñanza, en el que permanecí y fui posteriormente director.

Y bueno, en cuanto a la Guerra Civil… Yo creo que lo peor fue que fue una guerra entre hermanos, entre propios españoles, que ya se veía desde hace tiempo.”

Aragón. Guerra Civil

Aragón. Guerra Civil

_________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CRISTINA

(a través de foro) “Mi abuela siempre me cuenta que cuando vivía en Barcelona y sonaban las alarmas de que venían a bombardear, salían todos corriendo de sus casa y se refugiaban en un bunker que había en Sants. No se acuerda de más porque tenía 4 años.”

Bombardeo sobre Barcelona

Bombardeo sobre Barcelona

_________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CRISTINA

(a través de foro) “Mi abuelo paterno tenía 13 años en el 36, y se pasó la guerra entera encendiendo hogueras en la playa de S’Arenal y colocando muñecos uniformados alrededor para que las patrulleras republicanas enviadas desde Menorca creyeran que existía una fuerza de defensa mínimamente respetable. Una vez encontró una bomba de aviación sin explotar en el patio de su casa y no se le ocurrió otra cosa que intentar hacerla explotar a tiros. Así que cogió el arma reglamentaria de su padre, una Star del calibre 6.35, subió al balcón y se puso a disparar apuntando a la espoleta afortunadamente mi bisabuelo le dio un pescozón y le quitó la pistola antes de que pudiera llevar a término semejante imbecilidad, si llega a acertar les habría matado a todos.”

Pistola Star modelo co calibre 635

Pistola Star modelo co calibre 635

________________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR CRISTINA EN MUNDORIA

(desde el foro) “Mi abuela en la Guerra Civil tenía 7 años y vivía en Tetuán, la mayoría de mis tíos nacieron allí. De la guerra sólo sé lo típico, que pasaba hambre y cosas por el estilo.
Luego más adelante sé que allí tenía un restaurante con mi abuelo (tendría no más de 20 años mi abuela) y allí iban a comer los oficiales de Franco, hicieron mucho dinero, pero pusieron una bomba y lo perdieron todo, no pudieron recuperar nada, además de que mi abuela abortó de gemelos y mi abuelo se tuvo que ir a trabajar a Alemania.”

 

Tetuan

Tetuan

________________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR CRISTINA EN MUNDORIA

“Mi madre me ha contado también que en su casa siempre se hablaba de los hombres de la sierra, que eran fugados, rojos, lo que fuera, y se escondían en las sierras granadinas, las alpujarras y así, y por las noches bajaban a los pueblos a por comida, ya fuera que se lo daba su familia o directamente entraban a las casas a robar.”

Maquis en la Alpujarra de Granada

Maquis en la Alpujarra de Granada

_____________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR CRISTINA EN MUNDORIA

 

 

 

 

“Mi bisabuelo estaba apuntado a un sindicato socialista y lo mandaron llamar. Estuvo como dos días de interrogatorio, volvió a cenar una noche a su casa con su mujer y sus hijos y a la mañana siguiente lo fusilaron.
Mi abuela me cuenta que pasaban mucha hambre y mucha peste. Al menos mientras vivía aquí en la Axarquía. Luego se fue a Huesca y dice que ahí la cosa estaba mucho mejor.”

Monolito homenaje a los fusilados en la Axarquía durante la Guerra Civil

Monolito homenaje a los fusilados en la Axarquía durante la Guerra Civil

__________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR CRISTINA EN MUNDORIA

“Mi abuela paterna empezó la carrera de farmacia en 1935, y como un año después cerraron las universidades, tuvo que esperar a que terminara la guerra para poder seguir estudiando. Esa fue más o menos lo peor que le hicieron esos años. Fue su padre (mi bisabuelo) el que se llevó la peor parte; unos paletos de su pueblo (San Vicente de la Sonsierra, muy de moda en estas fechas por sus peculiares tradiciones) estuvieron a punto de pegarle un tiro por haber sido alcalde, y en la posguerra pasaron tanta hambre que hacían ensaladas con las hojas de las parras.”

San Vicente de la Sonsierra

San Vicente de la Sonsierra

 

 

 

________________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR CRISTINA EN MUNDORIA

“Cuando empezó la Guerra Civil, donde vivo, el ayuntamiento lo ocupaban los comunistas, sino recuerdo mal. El caso es que en los pueblos ya se sabe que se vota a la persona y no al partido, y eso pasaba aquí. Este señor tenía el cariño de muchos y el odio de otros tantos.
Vivo en un pueblo de Badajoz, zona latifundista de España donde las haya, y teniendo un alcalde de izquierda a los terratenientes la cosa se les puso difícil. El caso es que aprovechando la invasión de Badajoz, los propietarios – no todos, pero sí la mayoría – se unieron a la Falange/similares para acabar con el ayuntamiento y a poder ser matar al alcalde, que tenía tierras y empleaba a jornaleros pagándoles un salario mayor que los demás propietarios.
El alcalde – Martín Casanovas – huyó a Portugal, y desde allí, sino recuerdo mal, lo llevaron a Tarragona junto a otros muchos refugiados extremeños. Su mujer, que estaba embarazada, se quedó en el pueblo pensando que ni a ella ni a sus hijos iban a hacerles daño. Una noche, creo que ya en el 1937, un grupo de franquistas la sacaron de su casa en camisón, la violaron y la mataron, y después la tiraron a una fosa común. Y con ellas a no sé cuántas personas más.
Ya digo que en todo esto tenía más que ver el odio personal que la ideología.”

 _________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR ANTONIO EN HISTÓRICOS

1º Relato. Emilia Labajos.

Tenía cinco años y medio cuando se produjo el alzamiento fascista, el 18 de julio de 1936…
En noviembre de aquel mismo año (1936) salí de Madrid con mi madre y mis dos hermanas, en respuesta al llamamiento del ejército republicano para que los civiles evacuaran la capital para poder defenderla mejor. Fue el principio de un largo periplo que nos llevaría finalmente hasta Francia…
De los 475 niños llegados a Mouscron el 12 de febrero de 1939, un grupo de 80 del que formábamos parte nosotras, fue destinado a Oostduinkerke; allí fuimos alojados en el hogar Emile Vandervelde durante algunas semanas, para recuperarnos y organizar la distribución entre las familias de acogida. A mis dos hermanas y a mi nos sacaron del hogar y nos llevaron a Bruselas. En la Casa del Pueblo nos esperaban las familias de acogida…
Nuestro padre cayó en combate, en la batalla de Guadalajara, el 9 de marzo de 1937. Con gran valentía nuestra madre nos había rescatado de la guerra de España para acabar perdiéndonos en Bélgica.

 

NIÑOS ENVIADOS A BÉLGICA EN 1939

NIÑOS ENVIADOS A BÉLGICA EN 1939

___________________________________________________________

INFORMACIÓN PUBLICADA POR ANTONIO EN HISTÓRICOS

2º Relato. Rosa Muñoz Garrido.

He de decir que en este relato me ha ayudado un historiador de aqui de Padul, hijo de un ex-juez asesinado.

Yo evidentemente por mi edad, no viví el exilio ni sus consecuencias pero sí mi madre sus 3 hermanos y mis abuelos. Eloos vivían en un pueblo de Toledo y eran hortelanos, oyeron detonaciones y ya no volvieron a casa, desde la huerta se fueron al pueblo de al lado, de ahí al otro y así huyendo los trasladaron a Cataluña, donde mi madre y mi abuela siempre han dicho que los trataron con educación exquisita, y de ahí pasaron a Francia, donde estuvieron en una especie de polideportivo de ahora, que fué adaptado para los rojos que huyeron. Se ubicaban por “petates”a la cabeza de uno los pies del de la fila de arriba y así a lo largo y ancho. A mis abuelos los separaron, hombres con hombres y mujeres con otras y loas niños. Ellos iban con un atillo por la carretera y cuando bombardeaban se tiraban a la cuneta, a ver si había suerte, a mi abuela se le cayeron las uñas de los pies de tanto andar, y como pedía a gritos quedarse allí tirada y les decía a sus hijos, salvaros vosotros, teniendo en cuenta que la mayor tenía 12 años, mi madre 10, el siguiente 8 y el último 6 sus hijos por supuesto lloraban y tiraban de su madre, hubo un hombre con una carreta, que la dijo agárrate a un palo de la carreta y así te será más fácil. En Cataluña seguían sin saber nada de mi abuelo, en la provincia de Lérida estuvieron en Raimat, Rupiá y siempre dicen que les trataron excepcionalmente.
Cuando les llevaron al campo de concentración francés, porque eso es lo que era, los niños que se ponían enfermos, (mi madre fué una de ellas), con paludismo y otras cosas, se los llevaban al hospital, y aunque muriese no dejaban a la madre verlos, de ahí los escándalos que formaban las madres cuando se llevaban a alguno de sus hijos.
Cuando decidieron que los traían a España en tren, todo el mundo lloraba porque imaginaban lo que iba a pasar. Mi madre dice que desde el tren al pasar por la frontera en el río tiró un muñequito que siempre llevaba con un gorro frigio y un puñito en alto, y que aquello le dolió tanto que a estas alturas, tiene 77, aún lo recuerda con tristeza.
Al llegar a Toledo de donde procedían, alguien le preguntó a mi abuela, si tenía alguien que respondiera por ella, que la avalara en una palabra, y a mi abuela, mujer de la que siempre me sentiré orgullosa, se le ocurriío decir que sí, que el gobiernador civil de Toledo, ante eso, alguien se lo creyó y la llevó delante del gobernador, ella dice que cuando iba a entrar la temblaban las piernas, pero al estar delante de él, este hombre, ignoro su nombre la preguntó que si le conocía, ella dijo que no, y le dijo entonces porque has dicho que yo respondería de ti, mi abuela le contestó, porque he pensado que quien mejor que Vd., para certificar y comprobar que en mi casa no ha habido, ni hay ningún asesino, ni ningún criminal, hemos trabajado como burros siempre en el campo y en las tareas de la casa, se me han muerto dos hijos y he pensado que no tenía nada que temer, vengo de Francia sóla con mis hijos y se me ocurrió que quien mejor que Vd. Este hombre le dijo que tenía razón y la dejó marchar. Vinieron a Madrid al barrio de Usera, aqui quedó familia y en casa de esos familiares se encontraron mis abuelos. Como se metieron en una chabola porque no había nada, pues les echaban, entonces alguien les dijo si váis a la Delegación de Falange que había una entonces en la calle de Embajadores cerca de la Glorieta de la Beata Mª Ana de Jesús, y váis con mucho talento y os hacéis pasar por falangistas es bastante probable que os dejen vivir aquí. Mi abuelo se replegó, valía bastante menos que mi abuela, pero a mi abuela la convencieron, aunque decía que no iba a ser capaz de entrar y ver los cuadros y a aquellos hombres vestidos de azul, el caso es que cogió de la mano a la mayor, a mi tía, y se fué, siempre contaba que pensó en varios momentos que se iba a desmayar, pero llegó hasta la mesa, y dijo: buenos días camarada, la contestaron tu dirás, vengo a quejarme a deciros a todos que estoy en una chabola con mi marido y mis cuatro hijos, que no tenemos donde ir, y que si para eso hemos ganado una guerra, que si José Antonio pudiese levantar la cabeza, le daría tanta vergüenza que arreglaría su situación. Este hombre lo comentó con los demás y se quedó pensando…. al final le dijo que sí, que tenía razón y que se fuese tranquila porque nadie les iba a molestar. Así fué, estuvieron viviendo en la chabola muchos años, mi tía esa que fué con ella, se quedó a vivir allí cuando se casó, que además se casó con un niño de la guerra que marchó a Valencia al pueblo de Villanueva de Castellón, donde estuvo con un matrimonio sin hijos, que le trataron como a uno propio, hasta el punto de que le ofrecieron quedarse allí cuando ellos murieran y cuando se casaron fueron los padrinos, hay una anécdota frívola si se quire, mi tío ya fallecido siempre fue del Valencia, y así le llamaron siempre en las fábricas en las que trabajó.
Mi familia es una familia de mujeres, que han valido para sobrevivir a situaciones límite, pro que luego han muerto jóvenes relativamente y con la cabeza un poco perdida, la vida siempre pasa factura.

Columna de refugiados hacia Francia. Gerona.

Columna de refugiados hacia Francia. Gerona.

________________________________________________________________

INFORMACIÓN ENVIADA POR CARMEN ORTIZ

Por parte de mi abuela materna. En el pueblo en el que vivía mi abuela ( Dólar). Habia una familia en el pueblo ,en la cual uno de los hijos habia matado a un rojo, como venganza, mataron a la familia entera ,contando con él, además eran fascistas. Una de las hijas de dicha familia sobrevivió. Pero esta se quedó con un monton de cosas de la gente del pueblo, como por ejemplo: los bienes delas familias rojas.

Cuando acavó la Guerra, obligaban a la gente a cantar <> y cuando no se la sabían le metían en la cárcel. A la hermana de mi abuela la metieron en la cárcel por eso. Mucha gente se escondía en los bosques ya que había muchísimo miedo.

En el pueblo donde vivían mis abuelos ( que no sé cual era exactamente , creo que era Dólar ,pero no estoy segura) la Iglesia la tiraron y la destrozaron entera los rojos. Mataron a mucha gente y casi todas las familias estaban divididas. Querían humillar a la gente y les hicieron pasear por el pueblo desnudos y a algunos los raparon.

Dólar. Granada

Dólar. Granada

Anuncios

Responses

  1. Estve preguntándole a mi abuela. Ella vivía en Linares y me contó que para esa época, ella tenía como 6 años, y recuerda que había mucha hambre y pobreza en la ciudad; su Madre (mi bisabuela), como tenía un restaurante, la gente por las tardes o por las noches tocaban a la puerta de su casa y del negocio para que les dieran comida sin que los pillaran. Ella les metía comida en una bolsa y se iban corriendo.
    Les envío algunas fotografías de periódicos de Linares de esa época.
    http://www.laguerracivilenjaen.com/galeria_carceles.php

  2. Fernando, he subido más cosas a Mundoria, entre ellas un testimonio contado por la hija de Martín Cánovas, que fue alcalde de un pueblo de Badajoz.
    Ya cuando mis abuelos vengan (el miércoles si no me equivoco) intentaré buscar documentos, fotos y otras cosas que puedan ser de utilidad.

  3. Fernando, he metido algunos de los relatos que tengo en mi blog (Historicos) ya ire subiendo mas, y mañana te llevare fotos y el periodico ese. Saludos^^

  4. http://www.todoslosnombres.org/

    Fernando echale un vistazo a esa página aber que te parece…Saludos^^

    Antonio N.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: